El Embarazo y la Salud Bucal

Muchas mujeres embarazadas no les gusta acudir con un odontólogo, ya sea porque tienen miedo de que le puedan hacer daño al bebé o creen que los problemas bucales que presentan en esta etapa son parte del embarazo, ¡Pero claro que no! En esta etapa la mujer es cuando debe cuidar más su salud bucal, porque las diferentes fases por las que pasa el organismo a lo largo de los nueve meses de gestación provoca cambios hormonales que afectan desde al aspecto del pelo y la piel, hasta la salud de los dientes y encías. De hecho según estudios demuestran que hasta el 70% de las mujeres embarazadas padece de alguna enfermedad periodontal.
Por eso nos dimos a la tarea de responder algunas dudas que tienen respecto a este interesante tema:

Preguntas frecuentes Mitos y realidades

¿Es seguro para la mujer embarazada acudir a su dentista? 
No solamente es seguro sino que forma parte del cuidado integral durante el embarazo. Las fluctuaciones hormonales durante el embarazo pueden afectar las encías originando una inflamación denominada gingivitis del embarazo. Una tartrectomía en el primer trimestre acompañada de los debidos consejos de autocuidados puede prevenir estos problemas.
¿Qué ocurre si durante el embarazo aparece una urgencia dental y necesita hacerse radiografía? 
Durante el embarazo deben evitarse las radiografías de control rutinario. Sin embargo, ante una urgencia dental pueden ser necesarias. La radiación es mínima y su dentista tomará todas las precauciones para reducir los riesgos, como proteger su abdomen y su cuello debidamente. Las radiografías dentales no están contraindicadas en el embarazo.
¿Comer entre horas me predispone a la caries? 
Durante el embarazo muchas mujeres sienten el deseo incontrolable de “picotear” a toda hora. Debe evitar los alimentos y bebidas azucaradas que son una verdadera invitación a la caries. Y no olvide cepillarse los dientes con pasta fluorada inmediatamente después de picotear. 
¿Es cierto que cada embarazo cuesta un diente?
Es un mito pues el calcio que necesita el bebé procede de lo que usted come y no de sus dientes. Una dieta equilibrada, con productos lácteos así como algún suplemento de calcio si se lo recomienda su obstetra son suficientes para evitarle problemas. 
¿Qué puedo hacer para mantener mi boca sana durante el embarazo?
Lo más importante para prevenir la caries y la gingivitis es proceder a un minucioso cepillado dental con pasta fluorada al menos dos veces al día. No olvide la higiene entre los dientes con hilo de seda o cepillos interproximales. Su dentista le indicará cómo hacerlo correctamente y si usted necesita algún complemento adicional para su higiene. 
¿Los vómitos en el embarazo pueden dañar mis dientes?
Los vómitos excesivos debidos a las náuseas matinales así como los ácidos gástricos pueden originar una pérdida de minerales de sus dientes y favorecer la caries. Informe de ello a su dentista quien le aplicará flúor en sus dientes o le recomendará utilizar un colutorio de flúor para prevenir este problema.
¿Es cierto que si tengo la boca sana, ayudó a que el bebé no tenga problemas en sus dientes? 
Cuando su bebé haya nacido, las bacterias que provocan la caries pueden pasar de la boca de la madre a la del bebé. Estos gérmenes se transmiten fácilmente a través de los besos, de la cuchara, del biberón, el chupete. Por eso es importante que su boca esté sana.
A continuación te daremos algunos consejos para mantener una buena salud bucal durante el periodo de gestación:
 Visite a su dentista al menos una vez 
• Puede visitarlo y recibir tratamiento dental en cualquier momento de su embarazo. Sin embargo le será más cómodo hacerlo en el segundo trimestre 
• Su dentista le informará si tiene algún problema oral y le dará los oportunos consejos para mantener su boca sana.
Cuide su boca adecuadamente 
• Cepille sus dientes y encías cuidadosamente al menos dos veces al día 
• Use un cepillo suave y pequeño para evitar las nauseas 
• Utilice pasta dentífrica fluorada 
• Utilice la seda dental entre los dientes al menos una vez al día 
Mantenga una dieta sana 
• Limite los alimentos azucarados a las comidas y no entre horas.
• Prefiera fruta fresca en vez de zumos industriales.
• Evite las bebidas carbonatadas.
• Mastique chicle sin azúcar y con xilitol.
En caso de náuseas y vómitos frecuentes 
• Tome pequeñas cantidades de frutas, vegetales, yogur o queso a lo largo del día.
• Use colutorio fluorado diario.
• Enjuáguese con agua después de cada vómito Una buena salud oral durante su embarazo. 

SI ESTÁS EMBARAZA NO TEMAS EN IR CON TU

ODONTÓLOGO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario