¿Que es el síndrome del diente agrietado?

El diente agrietado es un problema que se presenta con frecuencia, aunque hay muy poca literatura al respecto, llama la atención pues dadas las características clínicas es difícil de diagnosticar. Pues se trata de una fractura incompleta que se puede extender a la pulpa y se presenta en dientes vitales o no vitales.
Cuando un paciente acude a consulta y no se logra apreciar ningún daño en el diente que señala como afectado, pero nos refiere que la molestia empeora al masticar carne y al beber refrescos fríos. Se puede sospechar del síndrome del diente agrietado, cuyos síntomas son: Dolor al masticar y sensibilidad al frío, sin causa aparente; también puede sentirse dolor al masticar alimentos fibrosos como la carne, dolor que desaparece tan pronto se deja de hacer presión contra el diente.
El diagnostico es dificil; la unica opcion es utilizar algún medio de tinción, tipo detector de caries para identificar la grieta; en el examen radiológico no se puede observar, puesto que el agrietamiento va en sentido proximal, aunque también puede darse, pero es menos frecuente en sentido linguo-vestibular, en el cual, por ser un método de diagnóstico que nos ofrece una imagen planar, se dificulta su apreciación porque la mayoría de las veces el agrietamiento sucede en el plano paralelo a la placa radiológica

Tratamiento
El diente puede ser asintomático, osea que en el examen clínico se detecta que puede estar expuesto al agrietamiento por presenta abrasión de sus cúspides funcionales, sin dolor; o sintomático, cuando sucede en el diente con las molestias mencionadas anteriormente.
El tratamiento es similar en los dos casos. se hace un ajuste oclusal, pero de carácter preventivo en el tipo asintomático, y definitivo el tipo sintomático. el ajuste debe concluir con la confección de una restauración con recubrimiento cuspídeo o corona que abrace las dos cúspides para evitar así su desplazamiento y la producción de los síntomas descritos, también para reducir la ocurrencia de pulpitis y fractura.

  • Cuando existe sintomatología crónica debe hacerse endodoncia, no está de más colocar una placa oclusal.
  • cuando se presenta la urgencia, se puede colocar una banda ortodóntica que abrace el diente, mientras se procede a hacer una restauración definitiva y desaparecen los síntomas.

NO ES NECESARIA UNA EXTRACCIÓN

No hay comentarios.:

Publicar un comentario